lunes, 17 de febrero de 2014

consejos de un padre a un hijo antes de independizarse

*Cásate con la persona correcta. De ésta decisión dependerá el 90% de tu felicidad o tu miseria.
*Observa el amanecer por lo menos una vez al año.
*Estrecha la mano con firmeza, y mira a la gente de frente a los ojos.
*Ten un buen equipo de música.
*Elige a un socio de la misma manera que elegirías a un compañero de tenis: busca que sea fuerte donde tú eres débil y viceversa.
*Desconfía de los fanfarrones: nadie alardea de lo que le sobra.
*Recuerda los cumpleaños de la gente que te importa.
*Evita a las personas negativas; siempre tienen un problema para cada solución.
*Maneja coches que no sean muy caros, pero date el gusto de tener una buena casa.
*Nunca existe una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión.
*No hagas comentarios sobre el peso de una persona, ni le digas a alguien que está perdiendo el pelo. Ya lo sabe.
*Recuerda que se logra más de las personas por medio del estímulo que del reproche (dile al débil que es fuerte y lo verás hacer fuerza).
*Nunca amenaces si no estás dispuesto a cumplir.
*Muestra respeto extra por las personas que hacen el trabajo más pesado.
*Haz lo que creas que sea correcto, sin importar lo que otros piensen.
*Dale una mano a tu hijo cada vez que tengas la oportunidad. *Llegará el momento en que ya no te dejará hacerlo.
*Aprende a mirar a la gente desde sus sandalias y no desde las tuyas.
*Ubica tus pretensiones en el marco de tus posibilidades.
Recuerda el viejo proverbio: sin deudas, no hay peligros ni problemas.
*No hay nada más difícil que responder a las preguntas de los necios.
*Aprende a compartir con los demás y descubre la alegría de ser útil a tu prójimo. El que no vive para servir, no sirve para vivir.
*Acude a tus compromisos a tiempo. La puntualidad es el respeto por el tiempo ajeno.
*Confía en la gente, pero cierra tu coche con llave.
*Recuerda que el gran amor y el gran desafío incluyen también ‘el gran riesgo’.
*Nunca confundas riqueza con éxito.
*No pierdas nunca el sentido del humor y aprende a reírte de tus propios defectos.
*No esperes que otro sepa lo que quieres si no lo dices.
*Aunque tengas una posición holgada, haz que tus hijos paguen parte de sus estudios.
*Haz dos copias de las fotos que saques y envíalas a las personas que aparezcan en las fotos.
*Trata a tus empleados con el mismo respeto con que tratas a tus clientes.
*No olvides que el silencio es a veces la mejor respuesta.
*No deseches una buena idea porque no te gusta de quien viene.
*Nunca compres un colchón barato: nos pasamos la tercera parte nuestra vida encima de él.
*No confundas confort con felicidad.
*Nunca compres nada eléctrico en una feria artesanal.
*Escucha el doble de lo que hablas (por eso tenemos dos oídos y una sola boca).
*Cuando necesites un consejo profesional, pídelo a profesionales y no a amigos.
*Aprende a distinguir quiénes son tus amigos y quiénes son tus enemigos.
*Nunca envidies: la envidia es el homenaje que la mediocridad le rinde al talento.
*Recuerda que la felicidad no es una meta sino un camino: disfruta *mientras lo recorres.
*Si no quieres sentirte frustrado, no te pongas metas imposibles.
*La gente más feliz no necesariamente tiene lo mejor de todo

domingo, 23 de septiembre de 2012

Nuestro amor era igual que una tarde de abril
que también es fugaz, como ser feliz
pudo ser y no fue, por ser la vida como es
nos dió la vuelta del revés, ¿Lo ves?, ¿lo ves?

Nuestro amor era igual que una mañana sin fin
imposible también como no morir
dejó de ser o será porque el diablo es como es
juega contigo al esconder, ¿lo ves?, ¿lo ves?

Y ahora somos como dos extraños que se van sin más como,
dos extraños más, que van quedándose detrás.
Yo sigo estando enamorado y tú sigues sin saber si lo has estado
y si te quise alguna vez, ¿lo ves?, ¿lo ves?

Después nos hemos vuelto a ver alguna vez
y siempre igual como dos extraños mas que van quedándose detrás
y este extraño se ha entregado hasta ser como las palmas de tus manos
y tú solo has actuado y yo aún sabiendo que mentías
me callé, y me preguntas si te amé, ¿no ves?, ¿no ves?

Yo que lo había adivinado y tú sigues sin creer que se ha acabado,
por una vez escúchame, ¿no ves?, ¿no ves?

Míranos aquí diciendo adios



Y no me importa que me digan
que yo soy un viva la vida
porque vivo sin compromiso,
no me da vergüenza ninguna
vida tengo na' mas que una
aunque crea en el paraiso.

Para mi es mucho mas carota
el que me acusa de pasota
con la baba llena de wisky,
soy,lo que tu quieras
pero sin vergüenza no soy
cuando veo en esta puerta humanidad
tantos crimenes sin nombre
de sin vergüenza ni hablar
me da vergüenza de ser un hombre.

Yo prefiro seguir buscando
los defectos y los encantos
de una dama dulce y valiente
verdadera como la guerra
despeinada como la tierra
y canalla como la gente,
yo prefiro una compañera
perfumada con la madera
con el cuero y con la palabra
hembra,uma mujer para mi no debe ser
mucho mas que una hembra
que desprecie el dinero y el tener
la corbata y la mentira
y solo por esa mujer
valdra mi muerte mas que...
mi vida.
Alejandro Sanz

lunes, 24 de octubre de 2011

Cuando empiezas a entender de que en lugar de haber una linea de llegada, no hay más que otro viaje, otro ciclo que se repite, y también, teniendo en cuenta de que no estamos al tanto de ésta en el próximo ciclo que se repite... el acumular riquezas y otras "cosas" se vuelve en una forma de ser poco interesante y mucho menos importante.

Hoy es un regalo


Ayer es historia.
Mañana un misterio.
Hoy es un regalo.
Es por ello que es llamado el presente !!La vida es especial ¡Vivela!
Te sientes solo??….. mira alrededor y encontraràs mucha gente esperando tu sonrisa para acercarse màs a ti..

Lágrimas de amor

Recuerda que la verdadera lágrima no es la que cae de los ojos ni resbala por la cara; si no que duele en el corazòn y resbala por el alma…. y esas lágrimas no necesitarán ser recordadas… porque de ellas nunca se olvidarán…

viernes, 24 de junio de 2011

Una Piedra, Según Para Quién...

El distraído tropezó con ella.
El violento la utilizó como proyectil.
El emprendedor, construyó con ella.
El campesino, cansado, la utilizó como asiento.
Para los niños fue un juguete.
David mató a Goliat, y Michelángelo le sacó la mas bella escultura.
En todos estos casos, la diferencia no estuvo en la piedra, sino en el hombre.
No existe piedra en tu camino que no puedas aprovechar para tu propio crecimiento.